Fuente enorme Fuente grande Fuente normal
 Ayto de Mondejar  Ayto. de Mondejar             aaa
 itemitemAyuntamiento de Mondéjar :: DENOMINACIÓN DE ORIGEN
  
DENOMINACIÓN DE ORIGEN



La Denominación de vino de MONDEJAR comprende los municipios de Guadalajara de Zorita, Albares, Almoguera, Almohacid de Zorita, Driebes, Escariche, Escopete, Fuentenovilla, Illana, Loranca de Tajuña, Mazuecos, Mondejar, Pastrana, Pioz, Pozo de Almoguera, Sacedon, Sayaton, Valdeconcha, Yebra y Zorita de Canes lo que en total forma una extensión de 93.962 Has.

 

La zona de producción abarca 2.100 Ha. que se dividen en 1.423 en el Término de Mondejar, y 240 Ha. en el Término de Sacedón.

 

En términos generales, es una zona de transición entre el borde meridional de la Alcarria, y el límite septentrional de la meseta de la Mesa de Ocaña, al Sur. El perímetro considerado pertenece a al cuenca del Tajo, siendo este y el Tajuña los cauces del agua más importantes que discurren en dirección NE-SO. La comarca tiene así una morfología tubular y ríos encajados por una parte, y extensas rampas y llanuras por otra, con una altitud media de 800 m.

 

Edafológicamente comparte de tipos de suelos, siendo las dos características agrodáficas de la zona delimitada las siguientes:

 

1ª Clasificación: Suelo rojo sobre sedimentos limoarcillosos con grava (Luvisol-Cálcico-Crómico). Corresponde a un paisaje ondulado, de pendientes suaves, suelo profundo, textura francoarcillo-arenosa, buena permeabilidad y aireación, pedregososidad escasa, caliza, de pequeño tamaño alcalino, pobre en materia orgánica y fósforo,rivo en potasio. Estos suelos se encuentran al Sur de la zona delinotada, Mondejar, Albanes,Pozo de Almoguera, Pastrana, Escopete. etc....

 

2ª Clasificación: Suelo Pardocalizo sobre magras, areniscas y conglomerados (cambisol - cálcico). Corresponde a un paisaje de suaves pendientes, profundidad superior a 45 cm. afloramientos rocosos caso nulos, buena aireacion y permeabilidad ph alcalino, ricos en calcio y carbonatos, pobres en materia organica, nitrogeno y magnesio fosfato asimilable escaso. Términos municipales de Anguix, Mondejar, Sacedon. etc...

 

El clima de la zona es de tipo mediterráneo templado. Los valores medios de sus variables climáticas son las siguientes para un período medio de diez años:

 

 

CARACTERISTICAS TÉRMICAS

 

 

Temperaturas Medias

Integral Térmicas

Temperaturas Extremas

Año Medio

Media

Máxima

Mínima

Ind. Abs

Ind. Efic.

Máximas

Mínima

18,21ºc

19,52ºc

6.38ºc

4838,73

1,890

39,5ºc

-8.0ºc

 

En un año considerado climatológicamente como medio, el número de días de lluvia es 108,6, con precipitaciones de 501,28 mm

 

Respecto a las de heladas, en un año normal, el peligro de heladas se extiende desde mediados del mes de noviembre hasta principios de Abril. En un año extremo las heladas pueden comenzar a partir del mes de octubre extendiéndose hasta principios de Mayo.

 

Debido a la climatología característica de la zona, la brotación de las hojas de la vid se inicia a mediados del mes de marzo, produciéndose su caída en la primera quincena de noviembre.

 

ELEMENTOS PECULIARES QUE INCIDEN EN EL PRODUCTO

 

Portainjertos Predominantes.............

41-b de Millardet y 161-49

Edad Media de la Planta..................

50% tiene más de 25 años

Rendimientos Medios......................

5-6 kg/Cepa

Marco de Plantación Predominante..

Tresbolillo 3,2 m=1100 cepa/Ha

 

 

COOPERATIVAS DE LA DENOMINACION DE ORIGEN

COOPERATIVA "SANTA MARIA MAGDALENA"

 

BODEGA "MARISCAL"

 

BODEGAS "TIO CAYO"

 

SDAD. COOP. "SAN DONATO"

 

WEB  FUNDACIÓN Castilla -La Mancha TIERRA DE VIÑEDOS

 

HISTORIA DEL VINO

 

El Vino en Mondéjar

 

Aunque no existe constancia documental que hable del viñedo en Mondéjar, es lógico suponer que algo habría en los tiempos medievales. La tradición se mantuvo, de tal forma que en el siglo XVI se hace alusión documental concreta al tema. Es en las Relaciones Topográficas de Felipe II (1581), donde se dice lo siguiente: «Mondéjar es lugar donde se coge mucho pan, y así en sus términos como en los despoblados se coge mucho aceite y mucho vino muy bueno y muy delicado: hácense aloques (vino rosado) muy escogidos, que se llevan a la Corte para la gente Ilustre».

 

La estructura social del siglo XVI y siguientes hace que algunos aristócratas y terratenientes con capitales recién creados, pusieran fuertes sumas para invertir en el cultivo de la vid, a partir de una demanda exigente y revalorizada, reclamada desde las colonias americanas.

 

 Según Ortego Gil en su obra Aproximación histórica a las ferias y mercados de la provincia de Guadalajara (1990) dice que Mondéjar el-a uno de los municipios de Guadalajara que más vino producía a finales del siglo XVI.

 

 En el Catastro del marqués de la Ensenada (1752), se dice de Mondéjar que las tierras eran todas de secano y que las viñas ocupaban unas 1.300 fanegas, de las cuales 300 eran de buena calidad, 700 de mediana calidad y 300 de mala calidad (es decir, ocupaban en torno al l5 de la superficie cultivada total).

 

 En los Amillaramientos de 1863 se constata la pervivencia del cultivo de la vid, e incluso se aprecia un aumento significativo de la superficie vitícola del municipio, pues entonces ocupaba dentro del término algo más de 2,000 fanegas. El cultivo de la vid llega a ser tan significativo, que la uva comienza a ser fuente de comercialización, teniendo su mayor exponente en las sucesivas bodegas que se van creando a lo largo del primer tercio del siglo XX.

 

Con la llegada de la Filoxera a los viñedos españoles, a finales del siglo XIX, se aprueban unos expedientes sobre los Estados de los Viñedos para luchar contra la plaga, y, que en el caso particular de Mondéjar (1891) son nombradas 467 hectáreas, valoradas a 50 céntimos la hectárea, para atender al fondo de defensa de la Filoxera.

 

 

Poco antes de la Guerra Civil volvió a repetirse la plaga, y entonces se fueron sustituyendo los ya escasos viñedos, con plantaciones de vides americanas injertándolas con las variedades tradicionalmente cultivadas en la comarca.

 

 

Nacimiento de la estructura vitivinícola actual

 

Hacia mitad del siglo XX cuajó la iniciativa de unos cuantos mondejanos de plantar sistemáticamente vides en el propio término, y amparados por el buen precio que alcanzaba la uva en el mercado, y por la cercanía de un centro vitivinícola tradicional como era Arganda. Esta iniciativa fue secundada, a posteriori, por la mayor parte de los propietarios de tierras de Mondéjar.

 

Así, a partir de la década de los sesenta, el viñedo empieza a ocupar un lugar privilegiado en la economía de nuestra villa, sien do conocido este pueblo en toda la comarca e, incluso, en las provincias de Madrid y Guadalajara, por su dedicación a la producción de vinos.

 

El desarrollo adquirido por Mondéjar en la última década, como un centro vitivinícola importante, de primer orden, mas allá del propio mercado regional. llegó a tal grado, que en 1988 se le concedió la denominación específica «Vinos de la Tierra» junto a Sacedón, paso previo para la consecución de la Denominación de Origen, que comprendiendo también los municipios de Albares, Almoguera, Almonacid de Zorita, Mazuecos, Sacedón, y Yebra, se ha alcanzado finalmente en 1996.

 

 

El viñedo en la actualidad

 

 Los últimos quince años han visto un aumento considerable de la extensión vitícola con respecto al Censo Agrario de 1982, en el cual c viñedo ocupaba 1.371 hectáreas, y a día de hoy ofrece más de 2500 hectáreas.

 

 La intensa implantación del viñedo en las últimas décadas, con especial incidencia en las fases que van desde 1956 a 1965, y desde 1976 a 1985, ha permitido que el éxodo rural hacia áreas tan cercanas y atractivas como Madrid y el Corredor del Henares no haya sido tan virulento como en municipios vecinos. Este sector ha proporcionado, en muchos casos, unos aportes extraordinarios en las rentas de los mondejanos e, incluso, en algunas ocasiones se ha convertido en la ocupación principal de bastantes agricultores; todo ello ha supuesto poder alcanzar unos niveles económicos saneados para la mayoría de su vecindario.

 

 La forma más generalizada de explotación de tierra es la tenencia directa, y el régimen de propiedad, explotándolas directamente el dueño. Las explotaciones vitícolas son de pequeño tamaño (la parcela media es de 85 áreas). El viñedo se da tanto en parcelas con viñedo único como en las de asociación viñedo-olivar, y. se halla muy repartido entre los vecinos de Mondéjar. Se puede estimar que, al menos, el 53% de los propietarios de tierras (unos 660) poseen viñas, en sus distintas modalidades.

 

 Durante la época del la vendimia aparecen los jornaleros, entre los que se cuenta a jubilados, estudiantes o individuos foráneos, que vienen, de los municipios vecinos y. de zonas tan populosas como Alcalá de Henares, Torrejón de Ardoz, entre otras...; cumplen una árdua labor a partir de la segunda quincena del mes de Septiembre y todo el mes de Octubre, y. desaparecen de la escena agraria hasta la campaña vitícola siguiente.

 

 

Tipo de uvas

 

Se produce fundamentalmente la uva cencibel (el 50% ) y la Malvar (30%), de las que salen los vinos tintos, siendo las restantes de los tipos Torrontés, Garnacha y Macabeo, aunque la Cencibel es la que crece.

 

 De la Cencibel (un 80%) y de la Malvar (un 20%) se extraen los vinos tintos, caracterizados por tener un color rubí, de 13-14°, de aroma suave y equilibrados. De la Malvar (un 70%) y de la Airen (un 20%) se sacan los vinos blancos, caracterizados por tener un color oro pálido, de 11°. de aroma suave y afrutado y de aspecto elegante. El vino rosado se presenta como un tipo intermedio entre el blanco y el tinto, 12°, obtenido a partir de una selección de mostos de yema procedentes de la variedad Cencibel, destacando por su fragancia y sabor afrutado.

 

 En consonancia con el gusto europeo, existen en Mondéjar también los llamados vinos jóvenes afrutados, en blanco, procedentes de la uva Malvar, o bien en rosado, procedente de la uva Cencibel, ambos distinguidos por un aroma fresco, ligero y afrutado.

 

 El 60% de la producción total de vino mondejano, a granel, se dirige al mercado de la Rioja, y el 40% restante se vende embotellado (principalmente por parte de las bodegas particulares) a los mercados de la zona centro. La comercialización del vino mondejano se hace a través de Cooperativas y Bodegas privadas. Todas ellas superconocidas progresivamente, dando una imagen de dinamismo empresarial modélico, que les hace destacar en la actividad económica de toda la provincia.